jueves, 26 de octubre de 2017

TEXTO 2 (El árbol de la ciencia)

ESTRUCTURA

EXTERNA

El texto se encuentra escrito en prosa, que presenta párrafos narrativos y un diálogo. Los párrafos no son extensos, varían entre dos y cinco frases cada uno.
Éste, se ajusta a una secuencia narrativa, ya que presenta todos los elementos que componen dicha modalidad textual: narrador, trama, personajes, espacio...

INTERNA
En los tres primeros párrafos, Pío Baroja describe los dos personajes que aparecen en el texto, y posteriormente se desarrolla un diálogo entre ambos, que, a través del mismo, el autor, intenta reflejar el individualismo y decadencia de la sociedad de la época.
Por un lado describe a Andrés como alguien en busca de personas diferentes, que no representen lo que entiende la sociedad como normal, y por otro lado, a Lamela como una persona amante de los placeres de la vida, pero creyente en Dios y en el amor.

RESUMEN
Andrés no es partidario de la generalidad, persigue lo diferente. Lamela, un estudiante particular, se cruza en su vida. Éste difiere de la sociedad, puesto a que estaba enamorado de verdad, pero a pesar de que amaba intensamente, era partidario de no privarse de nada. Era religioso y todo lo solucionaba con la caridad y con la esperanza de que existan personas con buen corazón que sean capaces de resolver cualquier tipo de problema.
Andrés opina que Lamela, según sus pensamientos e ideales, es una persona que vive acomodada.

TEMA
La decadencia e individualismo social del siglo XIX.

COMENTARIO CRÍTICO
El texto pertenece al libro “El árbol de la ciencia” de Pío Baroja, de género literario y presenta una tipología narrativa, ya que relata una serie de hechos mediante la voz de un narrador.
Pío Baroja fue un escritor español de la llamada generación del 98, y uno de sus libros más representativos es éste, ya que tiene un carácter semiautobiográfico  y la acción se desarrolla en diferentes localidades de España entre 1887 y 1898.
El autor se caracteriza por ser irrespetuoso con las reglas gramaticales, no busca la corrección sintáctica y léxica, sino la sencillez y la expresividad.
Aunque la novela trate del siglo XIX, es muy actual. El escritor intenta reflejar el individualismo y la escasa solidaridad de la sociedad y la decadencia en las creencias religiosas, o al menos de la iglesia.
Hoy en día, podemos constatar que la mayoría de la sociedad española se considera católica, pero no practicante, salvo en los momentos litúrgicos que pueden tener más trascendencia pero que se vinculan con celebraciones relacionadas mayoritariamente con el ocio y diversión, que con lo religioso.
La crisis económica también agudiza el individualismo, cada cual resuelve sus problemas sin importarle los del resto de la sociedad, es decir, falta de solidaridad.
Cuando ocurre ésto, la sociedad sufre cambios y a veces importantes, una vez que pasa la crisis, nada vuelve a ser igual, los valores, ideales y objetivos que se persiguen en la vida, cambian.

En conclusión, los grandes cambios en la sociedad se producen en momentos de gran crisis económica, pues el dinero parece manejar nuestras vidas en todos los ámbitos, tanto personal como social, no somos dueños de nada sin él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario