viernes, 23 de diciembre de 2016

Detectives literarios

Detectives literarios es un proyecto que hemos realizado para la asignatura de lengua castellana y literatura, dedicado para 1ºBachillerato.
Antes de comenzar lo que es el proyecto en sí, Marta, nuestra profesora, nos hizo un pequeño resumen de lo que debíamos hacer y aprender en el mismo, que al principio nos parecía algo complejo, puesto que no teníamos apenas conocimiento alguno sobre la literatura medieval, y para muchos, nos parecía aburrido.
Para llevar a cabo el mismo, debíamos dividir la clase en cuatro grupos para representar la Tierra, el agua, el aire y el fuego. Mi grupo le tocó especializarse en este último, el fuego, con lo cual, todos los textos que fuésemos a tratar iban a estar relacionados con lo maravilloso, en el concepto de algo fuera de lo normal. Para que todo fluyera de la mejor forma posible, hicimos un reparto de cargos, en los que se distinguían la figura del portavoz que se encargaba de hacer llegar el mensaje del grupo cuando ha sido necesario y ha creado el elevator pitch, el secretario que recogía todos los datos necesarios en un documento compartido, el controlador del volumen, el editor de la antología que recopilaba todos los textos en formato digital con aplicaciones como Calameo, Issuu o similares, el creador del artefacto tic que editaba la presentación que contenía todo el trabajo realizado, incluyendo el elevator pitch y la revista, y por último, el documentalista, que se había encargado de investigar sobre las manifestaciones artísticas de esa época y de buscar música e imágenes.
Posteriormente, buscamos los textos a partir de las siete pistas que aparecían en una entrada del blog de “Literatura Multimedia”, e individualmente, realizamos un comentario de texto sobre el que habíamos seleccionado cada uno, siguiendo las instrucciones mostradas en el blog, bajo la etiqueta “Antología literaria”, y para concluir  con los textos, debíamos buscar siete más, con sus respectivas pistas. El editor de la antología recopiló todos éstos, y el portavoz realizó el elevator pitch grabado con SoundCloud, con una duración máxima de 1 minuto, y el creador del artefacto tic hizo la presentación, que finalmente expusimos a la clase, incluyendo una pregunta guía, créditos… todo indicado en dicha entrada.
Todo lo que nos pareció en un principio complejo y aburrido, se convirtió en una forma enriquecedora de aprender sobre la materia de forma amena y entretenida, ajustada a la sociedad actual, bajo mi punto de vista, un trabajo bastante interesante.

La Edad Media es el periodo histórico comprendido entre el siglo V y el XV, coincidiendo su inicio con la caída del Imperio romano de occidente en el año 476 y su fin con el descubrimiento de América en el 1492, o también, con la caída del Imperio bizantino en 1453, coincidiendo con la invención de la imprenta.
En este periodo aparecen tres tipos de géneros literarios: la lírica, la narrativa y dramática.
La lírica la tradicional estaba compuesta en lengua romance, con composiciones sencillas cantadas por el pueblo oralmente y cuyos autores eran anónimos, y la lírica culta al contrario. La mayor representación de la lírica tradicional era en las “jarchas” que son composiciones poéticas tradicionales y breves escritas en mozárabe, con temas amorosos y siendo una mujer la protagonista.
La épica, la representaban principalmente los cantares de gesta que son poemas narrativos realizados por el mester de juglaría (un oficio de juglares que representan en plazas y castillos dichos poemas junto con música y espectáculos), y mester de clerecía que son poesías realizadas por personas cultas relacionadas con las universidades y los monasterios y la dramática en la que distinguimos la tragedia, la comedia y el drama, la obra principal es la celestina.

El mester de juglaría y el mester de clerecía son similares en el tipo de lenguaje utilizado y en que se dirigen al pueblo, y se diferencia en que el mester de juglaría eran cantados por juglares, de carácter oral, y versos rimados, sobre todo cantares de gesta y el mester de clerecía, tiene su origen en personas de cultura procedentes de monasterios y universidades.
El cantar de Mío Cid es la primera obra de la literatura épica medieval en lengua castellana cuyo autor es anónimo. El poema se divide en tres partes o cantares: el cantar del destierro, el cantar de las bodas y el cantar de la afrenta de Corpes. El tema central de la obra es la honradez del héroe, el Cid, donde en los dos primeros cantares se expresa los esfuerzos por conseguir el perdón del rey y en el tercero, gira entorno a la recuperación de la honra perdida por la afrenta de Corpes. La idealización del personaje, héroe, se realiza a través de su esfuerzo personal y de su confianza en la justicia. La mayoría de los personajes que aparecen parecen tener existencia real, teniendo un carácter histórico.
Su métrica es de rima asonante y metro irregular.

En la época medieval el origen del teatro surge a partir del culto religioso, se hacían en las iglesias representaciones bíblicas, creando además, dramas religiosos llamados misterios, siempre estando dirigidas hacia el cristianismo.
Los Milagros de Nuestra Señora es una obra que consta de veinticinco milagros que se relacionan con otras obras medievales, la introducción de la obra es del tipo alegórico, se hace referencia a la caída del hombre por el pecado, al mismo tiempo que asegura su salvación gracias a la devoción a la virgen. Siempre aparece la virgen como intermediaria de sus devotos para que se obrara el milagro. Los milagros tienen todos una estructura similar: introducción, ubicación de los personajes, hechos y tiempo, y el prodigio que consiste en la exhortación al culto de la virgen María.
El libro de buen amor intenta representar al amor como la fuerza natural entorno a la cual gira todo, expresada de forma erótica, placentera y vitalista, aunque también aparece su antagonista, la muerte.
El conde lucanor es un libro que consta de 50 ejemplos o cuentos que tienen una constante intención didáctica tratando temas que afectan principalmente a la nobleza.
Los romances son fracciones o fragmentos más brillantes o que más gustaban de la poesía épica medieval, cantares de gesta.
Los autores de la lírica culta del siglo XV más representativos, son: Juan de Mena conocido por Laberinto de Fortuna, Jorge Manrique, siendo su obra principal las Coplas a la muerte de su padre, y el Marqués de Santillana, famoso por sus serranillas de inspiración popular.


Presentación realizada:

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario