lunes, 19 de enero de 2015

Tercera Tarea "Telemedievo"

Sevilla, 22 de diciembre 1560
La sentencia  de Julián Hernández
Julián Hernández, Julianillo, perteneciente al movimiento reformador andaluz y de profesión de arriero, conducía un carro cargado de toneles dentro de los cuales escondía las publicaciones censuradas,  llevaba estos libros prohibidos desde Ginebra y otros lugares de Europa hasta España. Fue detenido por la Inquisición en Adamuz (Córdoba) y pasó tres años en los calabozos del Castillo de Triana  , acusado de herejía, delito contra la fe, y sentenciado a relajación  ( entrega a las tribunales reales los condenados a muerte por el Tribunal de la Inquisición ) , condena de muerte en el Auto de Fe del  22 de diciembre de 1560, realizado en la Plaza de San Francisco de la ciudad de Sevilla,  siendo éste el segundo auto de fe realizado en Sevilla,  en el que murió quemado en la hoguera. Julián Hernández cantaba  un villancico mientras era trasladado a la pira antes de morir.
« ¡Vencidos van los frailes, vencidos van! Corridos van los lobos, corridos van.»

No hay comentarios:

Publicar un comentario