miércoles, 8 de octubre de 2014

"Epitafios"


1.- Enuncia el tema de este texto (1 punto): utiliza un SN, cuyo núcleo sea un sustantivo abstracto, con tantos CN como sea necesario para acotar la intención del autor.
Los cambios de opiniones cuando alguien muere.


2.- Haz un resumen del texto (2 puntos): escribe un único párrafo de entre cinco y ocho líneas que muestre de forma breve pero completa lo que dice el autor del texto. Debe estar redactado en 3ª persona y no utilizar frases textuales.
Toda persona es muy criticada por sus acciones en vida, la gente habla mal de ella y sacan todos los trapos sucios que conozcan sobre ella, pero cuando esta persona fallece, parece que todo cambia, la gente empieza a contar o acordarse de todas las cosas buenas que ha realizado esta persona, y se dan cuenta de lo importante que era en realidad, pero ya es como si no se acordaran de los errores cometidos por esta persona.

3.- Determina la estructura del texto (2 puntos): señala las partes en que puede dividirse el texto en función de su contenido.
-Introducción: Lo mejor que le puede pasar a alguien en España es morirse. Esta macabra sentencia se ha cumplido una vez más. 
-Cuerpo argumentativo: Es una lástima que en un país tan marcado por la proliferación de la envidia, la malevolencia y el rencor, nadie viva para leer sus necrológicas y comprobar cómo sus virtudes personales —las mismas que nadie tuvo en cuenta a la hora de reprocharle su trayectoria profesional, sus defectos, sus errores y, llegado el caso, incluso sus problemas con la justicia— le elevan hasta el inmaculado altar de los héroes. Es una lástima que, para llegar a ocuparlo, uno tenga que morirse antes.
Al día siguiente de la muerte de Adolfo Suárez, todos los medios de comunicación españoles, incluidos aquellos que lanzaron campañas durísimas contra él en el peor momento de su carrera, se deshicieron en elogios de su figura. Su muerte coincidió con una crisis institucional provocada por la desconfianza de los ciudadanos en la misma democracia, pero nadie lo mencionó, como si reconocer la verdad representara una mancha en la leyenda del nuevo héroe. Con Emilio Botín ha sucedido algo semejante. Tras su muerte, el banquero más importante de España ha merecido un sinnúmero de elogios en un país destrozado por una crisis económica originada en gran medida por la fortísima inversión de dinero público que ha requerido el rescate de la banca. Este aspecto, el principal factor de la pésima imagen internacional de la marca España en la actualidad, contrasta con la insistente identificación de Botín con las virtudes de esa misma marca. Así, los silencios han llegado a ser más elogiosos que las palabras. Me pregunto cómo serán las necrológicas de Jordi Pujol.
-Conclusión: En todo caso, a los españoles nos iría mucho mejor si nos dedicáramos a juzgar a los vivos en lugar de empeñarnos en inmortalizar a los difuntos.



4.- Elabora un comentario crítico del texto (5 puntos): se trata de un texto argumentativo de entre 15 y 25 líneas en el que muestres tu opinión sobre el contenido que desarrolla el autor en su texto. Debes argumentar tus juicios de valor y atenerte a la estructura de este tipo de textos: Introducción-Cuerpo argumentativo-Conclusión.
En los epitafios siempre solemos encontrarnos bonitos comentarios sobre la persona que ha fallecido.
Pero la triste verdad es que a todas las personas en vida, nos juzgan a veces demasiado, y nos critican, pero después cuando fallecen, todo cambia, la gente se acuerda de todo lo bueno que has hecho, que por una parte es bueno, porque puede entenderse como un acto de generosidad o agradecimiento hacia esa persona, son momentos en los que normalmente se engrandece la figura de esta persona.
Todos estos comentarios se dan en un determinado contexto, por lo tanto no lo deberíamos entender como una valoración objetiva de esta persona, ya que en este contexto se omiten los errores o comportamientos inadecuados con otras personas, es decir, todo lo que pudiera considerarse negativo hacia esta persona, no se menciona, se evita.
Pero lo que no considero justo o adecuado es que este tipo de comentarios no se comenten cuando la persona está en vida, ya que a todo el mundo le agrada que hablen bien de ellos, y también, que si tuvieran que otorgarle algún tipo de título lo realizaran en vida, cosa que a todos nos engrandecería porque nos da a entender que la gente es justa con nosotros, pero sin embargo, si esto se realizara cuando la persona ya ha fallecido, ésta no podría disfrutar de su titulación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario